El florecer de la autenticidad – los Óscar como una apertura de temporada

El florecer de la autenticidad – los Óscar como una apertura de temporada

La variedad de colores de los Óscar 2018 fue interesante. Al contrario de las expectativas del mundo de la moda de que los vestidos serían todos negros siguiendo la ola de protestas de las actrices de Hollywood debido al acoso sexual, el único color negro que destacó fue el de la actriz Taraji P. Henson, que vestía un Vera Wang.

El mantra de los estilistas que vistieron a las estrellas de la alfombra roja parece haber sido el “menos es más”. En la mayoría de las creaciones predominaron los colores claros y cortes rectos – y nos parece que ésta es la gran combinación de la primavera de 2018.

Actrices de edades muy distintas vestían colores muy parecidos en este último 4 de marzo. Laurie Metcalf (que vestía un rosa empolvado de Frazer Harrison), y Allison Williams (de Paul Buck en blanco roto) están separadas por 33 años, pero las dos escogieron colores pasteles. Sin embargo, la sobriedad del corte del vestido de la actriz de Lady Bird reflejaba también su personalidad más seria, mientras que el estilo evasê del vestido de la actriz de Dèjame salir traduce la juventud y un estilo romántico.

En general, estos dos colores fueron muy utilizados en vestidos largos, como el de Jane Fonda, y el largo hasta los tobillos, como el ejemplo de Saoirse Ronancali. La actriz que interpretó a Lady Bird llevaba también una gran cola y un lazo en la espalda. Pero no te engañes, las colas no fueron la gran estrella de la noche.

La estación de la primavera también sigue la misma tendencia. Cortes rectos y sencillos, vestidos poco estampados y tonos monocromáticos. La simplicidad de vestirse refleja la simplicidad de la vida: que los adornos reflejan su propia personalidad y estilo. Autenticidad es la palabra de fuerza para la primavera que empieza este 21 de marzo. ¡Bienvenidos!

Fotos de Agencia EFE y Agencia AFP